Javi Saguillo | FOTÓGRAFO | BLOG
Javi Saguillo, fotógrafo lifestyle para hoteles, sector turístico, campañas publicitarias y moda. Trabajos desarrollados mayoritariamente en Cuba, República Dominicana, México, Miami, Palma de Mallorca.
46
archive,category,category-el-lobo-hombre-blog,category-46,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.4, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Playa Manzanillo, Costa Rica

Playa Manzanillo, Costa Rica, 14 Nov 2018.

Más playas y más troncos. Los árboles viajan sólo una vez muertos. El primero me pareció un hombre despatarrado, sin brazos, con la espalda recta como un saltador de pértiga que hubiera llegado a la costa corriendo por el fondo marino, la pierna y el pie derecho están muy logrados por el azar. El segundo parece como si a última hora hubiera querido fabricar una puerta hacia el océano. El tercero tiene algo de réptil anciano, un ojo aparece justo antes de la bifurcación, la marea subió y desapareció en secreto.

Eran dos jabalíes

Palencia 17 de Octubre de 2018.

Inés es, entre otras cosas, Pastora. Tiene como compañeros de trabajo cinco perros, uno, el más grande, para defender al rebaño del lobo, dos para defender al rebaño de otros perros, y dos pastores que dirigen al rebaño según convenga. A veces escucha el ruído de los cencerros entre la niebla, sin ver a la ovejas, como si fueran fantasmas de sí mismas. El otro día sus perros ladraron a unos matorrales, eran dos jabalíes.

Del lado de allá

Rep. Dominicana, Septiembre 2018.

 

Dicen que un joven Colón observaba en Las Azores como llegaban troncos de árboles misteriosos, lo que hacía imaginarse al navegante un mundo de fantasía al otro lado del ocáeno. Supongo que también habría troncos en esa época que eran arrastrados desde Europa hacia el lado de allá, hacia América, y que aquella gente también se imaganiría cosas, me fascinaría saber el qué.

 

La sensaicón que debió tener el marinero, conquistador, o soldado raso vestido con armadura al descubrir Tulum, o Chichen Itza, ese choque inelástico, ha sido experimentado por muy poca gente en la historia, y de momento no volverá a suceder.

 

Si hubiera una descompesación espacio/temporal, y los colonos españoles, ingleses, portugueses, o de donde sea, llegaran a las costas caribeñas hoy en día, y se encontraran con los resorts, los hoteles a pie de playa y los turistas tomando el sol en la arena, también acabarían con ellos, terminarían con todo aquello sin pregunatrse ni dónde estaban, incluso tratarían de evangelizar a un vendedor local de souvenirs. La sensación de choque podría ser parecida a la de entonces, sin que ellos mismos supieran que se encuentran en el futuro.